A continuación, vamos a explicar los diferentes tipos de Yoga y las diferencias entre ellos:

  • Yoga Hatha

Es el tipo de Yoga más expandido en Occidente y el que práctica una gran mayoría de personas. Se trata de una serie de posturas predeterminadas donde el ritmo es suave siendo apto para todo tipo de personas. Busca mejorar la flexibilidad, concentración y bajar los niveles de estrés. Combina series de posturas físicas con otras de respiración y meditación convirtiéndolo así en uno de los más completos. Es ideal también para principiantes ya que se centra más en trabajar la parte física como la fortaleza de los músculos o la flexibilidad y el equilibrio y en un segundo plano se realizan pequeños ejercicios de meditación guiada donde se busca mejorar la concentración y conectar con tu yo interno.

El Yoga Hatha hace referencia también a los dos tipos de inteligencia: la emocional y la mental a través de posturas donde por ejemplo el corazón está más alto que la cabeza (para priorizar la inteligencia emocional) o al revés. Lo importante es tomar consciencia de uno mismo para poder mejorar aquellos aspectos que sean necesarios. Por último, el Yoga Hatha es la base de todos los diferentes tipos de Yoga. A través de sus series derivan los otros tipos de Yoga que se diferencian los unos de los otros por el dinamismo y énfasis en ciertos aspectos.

  • Yoga Kundalini

Se trata del tipo de Yoga más espiritual. La clave del Yoga Kundalini es centrarse en la energía que transcurre desde el sacro y que recorre toda la columna vertebral. Llamado “La madre del Yoga” o el “Yoga de la consciencia” es la modalidad de Yoga que conecta más con nuestro yo interno y muchos la consideran como el Yoga original. El Yoga Kundalini emplea la respiración, el ritmo, las posturas dinámicas o estáticas, el sonido, la relajación, el canto y la meditación con el fin de despertar la energía interna que está en nuestro ser.

Los beneficios del Yoga Kundalini son múltiples como la mejora del sistema circulatorio o digestivo entre otros, la vitalidad al reforzar los músculos y la estabilidad emocional gracias al aprendizaje de técnicas que nos ayudan a controlar nuestra mente y que nos permitan poder tomar las decisiones con calma y serenidad.

Las clases de Kundalini empiezan con la repetición tres veces de un mantra, después un calentamiento centrado en la columna vertebral seguido de la práctica de kriyas (serie de posturas) para acabar con un ejercicio de relajación con un cántico y la repetición de otro mantra SAT NAM.

mi profesora de yoga favorita en la web

 

    • Yoga Brikram

    Este tipo de Yoga es quizás el más dinámico y en el que se trabaja más el físico. Consiste en una clase cuya temperatura ronda los 40ºC y un 50% de humedad con el objetivo de realizar una serie de posturas manteniendo la concentración. Durante la clase se llega a sudar hasta un litro y es ideal para aquellas personas que deseen perder peso.

    No se recomienda a personas que sufran de tensión baja o problemas cardiovasculares debido a las altas temperaturas que pueden afectar negativamente a su cuerpo. A menudo durante la clase se hacen pausas para beber agua y rehidratarse ya que al sudar tanto hay que vigilar que el cuerpo no se deshidrate demasiado.

    Durante la clase de Yoga Bikram se llevan a cabo 26 de las 84 posturas del Yoga Hatha a lo largo de una sesión de 90 minutos.

    Los puristas del Yoga critican el Yoga Bikram por dejar de lado elementos fundamentales de esta práctica milenaria como son la meditación y el control de la mente. Dicen que se trata de un tipo de Yoga occidentalizado y que solo busca perfeccionar el físico, cuando el Yoga lo que pretende es busca la paz interior y hacer un refuerzo muscular.

    • Yoga Asthanga

    Este es un tipo de Yoga bastante popular ya que encadena una serie de posturas de manera dinámica al son del ritmo de cada inhalación y exhalación. La serie de asanas está completamente predefinido diferenciándose en cuatro partes:

    -serie de inicio

    -series principales

    -secuencias de estiramiento de la espalda

    -secuencia de finalización

    El objetivo de este tipo de Yoga es mantener la concentración en todo momento y dominar la respiración. Se requiere de cierta fortaleza ya que bastantes posturas recurren a los brazos y el torso y es bastante físico. Todo el mundo puede practicarlo aunque se necesite un mínimo de resistencia física.

    Sin embargo, este tipo de Yoga se recomienda a personas que estén dentro del mundo del Yoga ya que debido al dinamismo de la práctica puede resultar difícil si es la primera vez que te enfrentas a las asanas.

    El Asthanga Yoga estira todos los músculos en profundidad equilibrando y purificando el cuerpo. Asimismo, se mejora la concentración mental, tranquiliza el sistema nervioso aportando una gran sensación de bienestar.

    En el momento de la ejecución hay que estar pendientes de tres puntos: la asana (postura) el sistema de respiración y punto de focalización. De esta manera se crea una especie de meditación en movimiento haciéndonos más conscientes del momento presente.

  • Yoga Kripalu

El Kripalu Yoga es una forma de Hatha Yoga originariamente creada por Yogui Amrit Desai. El Yoga Kripalu sigue tres etapas en las que integra el cuerpo, la mente y las emociones a través de asanas moderadas que nos mostrarán:

-El conocimiento del cuerpo y la respiración

-Mantener la postura

-La meditación en movimiento

El Yoga Kripalu nace con un objetivo el de ajustarnos a nuestra sabiduría interior y conocer mejor nuestros cuerpos, es decir se trabaja la autoaceptación.

A diferencia del Hatha que trabaja más lo físico, el Kripalu busca más la meditación y transformación espiritual de las personas. Se recomienda a personas que quieren trabajar más en sí mismos tanto a nivel físico como emocional con el fin de llevar una vida más saludable. Al ser una práctica suave es ideal para principiantes o personas que sufran de alguna condición física.

Los beneficios del Yoga Kripalu son la reducción del estrés y ansiedad, aumento de la flexibilidad y la fuerza así como un aumento de los niveles de energía. Por último, hay que recordar que este estilo de Yoga utiliza el cuerpo para llegar al espíritu por lo que tiene profundos efectos sobre la mente y las emociones llegando a evacuar todo lo negativo y teniendo un efecto sobre la salud física.